• News

Murcia cierra la hostelería y Galicia, la actividad no esencial para el 60% de la población


El comité de seguimiento del Covid-19 ha decidido cerrar todos los negocios hosteleros de la Región de Murcia para frenar la pandemia a partir del próximo sábado y durante dos semanas, previendo que esta medida pueda reducir en un 70% el crecimiento de contagios en una comunidad que este martes registró 976 nuevos casos y 12 fallecidos.


El jefe del Ejecutivo de Murcia, Fernando López Miras, ha presidido en el Palacio de San Esteban la reunión del comité científico, cuyo portavoz, Jaime Pérez, ha justificado esta medida, que solo permitirá la recogida o la entrega a domicilio de los pedidos, en la situación epidemiológica y sanitaria "crítica" que tiene la región.


La Región de Murcia se encuentra desde el 28 de octubre en cierre perimetral y entre sus 45 municipios.


Galicia también ha anunciado nuevas medidas: se amplían las restricciones a 60 ayuntamientos gallegos -en las que se incluyen las siete ciudades y otros 53 municipios-, que supone un "60% de la población gallega", con el confinamiento perimetral de esos municipios, el cierre de la hostelería y la limitación del deporte a la práctica individual.


Así lo ha anunciado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una comparecencia ante los medios para informar de las medidas acordadas en el comité clínico, que se ha vuelto a reunir en la mañana de este miércoles después de que en la sesión de la tarde noche de este martes decidiese mantener en vigor las restricciones vigentes en Galicia para contener los contagios por Covid-19, incluido el confinamiento perimetral de las siete grandes ciudades.


"Toca ampliar las restricciones por la salud y por la economía", ha afirmado Feijóo, quien ha defendido que "cuanto más se tarde en acuar más larga será la contención". Según ha puntualizado entrarán en vigor este viernes a las 15.00 horas y tendrán vigencia de un mes, pero se evaluarán "constantemente".


Por su parte, el Gobierno de Cantabria ha decidido confinar todos los municipios de la región a partir de esta tarde y hasta el 18 de noviembre, tras situarse en una situación de riesgo alto por el Covid-19, con récord de contagios y un aumento de fallecimientos en los últimos días. Se publicará esta tarde un decreto que recoge las nuevas medidas restrictivas por la pandemia, entre ellas la prohibición de la movilidad de los municipios hasta las 00.00 horas del 18 de noviembre, aunque inicialmente se dijo el 9 de noviembre, y la prórroga del cierre de la comunidad también hasta esa fecha del día 18. Además, se cerrará para el consumo el interior de los establecimientos de hostelería de modo que el público solo podrá estar en las terrazas, aunque se podrá coger comida para llevar.


Murcia, Galicia y Cantabria son las últimas comunidades en endurecer sus medidas frente al Covid-19. Ayer lo hizo Aragón. Asturias fue la primera el pasado lunes en decretar el cierre de toda la actividad económica no esencial de la región. Le siguió Castilla y León. Además, Asturias, Castilla y León, Ceuta y Melilla han pedido al Gobierno volver a los confinamientos domiciliarios.

Ayer, el Gobierno de Aragón decidió confinar perimetralmente las tres provincias de la comunidad, ordenar el cierre de todas las actividades no esenciales a las 20.00 horas (entre las que se encuentran la hostelería, el comercio excluida la alimentación y las actividades culturales) y decretar el cierre total de todas las actividades deportivas en el interior y de los salones de juegos y apuestas.


Por su parte, Asturias ya ha publicado en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) el cierre de la actividad no esencial en la comunidad y el adelanto del 'toque de queda' a las 22 horas. Así, Asturias cierra los negocios sin recibir luz verde al confinamiento domiciliario. Además, el Gobierno asturiano va a hacer público este jueves un documento donde va a solicitar a la población un autoconfinamiento domiciliario y donde se recogerán franjas horarios para que las personas más vulnerables puedan moverse por la calle, según ha anunciado el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz tras la sesión extraordinaria urgente del pleno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.


Después de que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, haya vuelto a descartar la necesidad de realizar confinamientos domiciliarios, pero el Ejecutivo autonómico va a pedir a la población "encarecidamente" que se autoconfine en sus domicilios y solo salga a la calle a cuestiones que tengan que ver con lo laboral, la enseñanza o la adquisición de productos básicos. En el documento que se dará a conocer el jueves, se establecerán unas franjas horaria para permitir a las personas más vulnerables poder moverse para pasear y hacer algo de ejercicio "con el fin de evitar los efectos secundarios del confinamiento domiciliario", ha explicado Fernández Muñiz, que ha añadido la necesidad de "atender a estos colectivos más vulnerables".


Castilla y León y Castilla-La Mancha están estudiando esta medida. En el caso de la primera, el gobierno que dirige Alfonso Fernández Mañueco el cierre de los establecimientos de hostelería y restauración, los centros comerciales y establecimiento de más de 2.500 metros cuadrados y los centros deportivos desde el próximo viernes. En esta ocasión no ha hecho mención al confinamiento domiciliario, pero la consejera de Sanidad del gobierno autonómico, Verónica Casado, considera que es "inevitable". En Castilla-La Mancha tienen "encima de la mesa" esta propuesta, aunque creen que es importante esperar a ver los resultados de las medidas anteriormente decretadas en la región.


Por otro lado, el Gobierno de La Rioja ha prorrogado hasta el próximo día 29 las medidas de prevención genéricas ante el Covid-19 para el conjunto de la región y mantiene las específicas para Logroño y Arnedo, que no se pueden levantar porque superan los indicadores epidemiológicos y la presión asistencial fijados por el Ministerio de Sanidad.


Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha defendido que el Gobierno regional quiere evitar "a toda costa" el confinamiento domiciliario y ha sostenido que el sector de la restauración ya sufre medidas "muy contundentes".


"El camino de la Comunidad es el camino correcto. Se están haciendo las cosas bien", ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha puesto en valor las decisiones adoptadas como las restricciones por zonas básicas de salud, el cierre perimetral durante los puentes o el toque de queda. Para el vicepresidente, el confinamiento total tiene que ser "la última opción".


foto de portada: El presidente de la Comunidad de Murcia, Fernando López Miras.

EFE

269 vistas0 comentarios
registrate para estar informado
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2018 by Editorial Turística Internacional.  TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

contacto@editorialturistica.com

Montevideo, Uruguay

  • Google+ Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon