• News

“Las palabras por sí solas no salvarán el empleo” reafirmó la OMT


Madrid, 17 de abril de 2020.-El Comité Mundial de Crisis para el Turismo ha sido creado a raíz del llamamiento de la Organización Mundial del Turismo para que los gobiernos “no se queden en palabras” y empiecen a tomar medidas decididas para salvaguardar los millones de puestos de trabajo amenazados como resultado de la pandemia de COVID-19.


El Comité de Crisis fue convocado por la Organización Mundial del Turismo (OMT) en respuesta a la COVID-19. Siendo el turismo uno de los sectores económicos más duramente afectados, el organismo especializado de las Naciones Unidas para el turismo advierte también de las pérdidas en términos sociales y de desarrollo que pueden derivarse del impacto económico.

La OMT está asumiendo el liderazgo para garantizar que los gobiernos hagan todo lo posible por salvaguardar los medios de vida y proteger a los miembros más vulnerables de la sociedad.


La OMT se hace eco de un llamamiento más amplio a actuar y no quedarse en palabras


En la tercera reunión del Comité, la OMT instó a sus Miembros a incrementar la presión sobre los líderes mundiales para que reconsideren sus políticas fiscales y de empleo relativas al turismo y ayuden a garantizar la supervivencia de las empresas para impulsar los esfuerzos de recuperación a mayor escala.

Este llamamiento a la acción llega cuando los responsables públicos se encuentran ante una presión creciente por adoptar medidas concretas para ayudar a combatir la COVID-19. La preparación de respuestas financieras y económicas ha sido el principal foco de atención de las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial esta semana, mientras que la Comisión Europea ha estado impulsando la cooperación política dentro de la UE. La reunión del Comité de Crisis para el Turismo se celebró también en el contexto de la presidencia saudita del G20, que llamó a los gobiernos, a las organizaciones privadas y a los filántropos a ayudar a reunir entre todos 8.000 millones de dólares de los EE.UU. para afrontar la brecha de financiación existente y abordar adecuadamente la pandemia.


El secretario general de la OMT afirmó: “Esta crisis ha demostrado la fuerza de la solidaridad allende fronteras. Pero las buenas palabras y los gestos no protegerán los puestos de trabajo ni ayudarán a los millones de personas cuyas vidas dependen de la pujanza del sector turístico. Los gobiernos tienen la oportunidad de reconocer la capacidad única del turismo no solo para crear empleo, sino también para impulsar la igualdad y la inclusividad. Nuestro sector ha demostrado su capacidad de recuperarse y de ayudar a las sociedades en su recuperación. Pedimos ahora que el turismo reciba el apoyo que necesita para liderar de nuevo los esfuerzos de recuperación”.


Con la vista puesta más allá de un mundo confinado

El llamamiento a la acción llega a la vez que la OMT informa de la extensión de la parálisis a la que la COVID-19 ha llevado al turismo mundial. El informe de la OMT sobre las restricciones de viaje señala que el 96% de los destinos del mundo han introducido restricciones totales o parciales desde final de enero.


El secretario general Pololikashvili ha apremiado también a los gobiernos a levantar esas restricciones tan pronto como pueda hacerse de forma segura, con el fin de que las sociedades puedan nuevamente recibir los beneficios sociales y económicos que el turismo puede generar. Con la vista puesta en el futuro, el Comité Mundial de Crisis para el Turismo está trabajando en un plan de recuperación para el sector, que estará centrado en las fronteras abiertas y en una mejor conectividad, a la vez que se trabaja por mejorar la confianza de los consumidores y los inversores.


Para ayudar a los países a volver a la senda del crecimiento, la OMT presentará pronto un nuevo paquete de asistencia técnica para la recuperación. Estas medidas permitirán a los Estados Miembros mejorar su capacitación y comercializar y promocionar mejor su sector turístico en los difíciles meses que tenemos por delante.


El turismo con una sola voz

La OMT constituyó el Comité Mundial de Crisis para el Turismo con el propósito de reunir a las distintas partes que conforman el sector turístico, así como a las instituciones internacionales, para diseñar una respuesta unida orientada a mitigar el impacto de la COVID-19 y preparar al turismo para su recuperación. Del sistema de las Naciones Unidas, el Comité cuenta con representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y la Organización Marítima Internacional (OMI). Junto a ellos están los presidentes del Consejo Ejecutivo de la OMT y de sus Comisiones Regionales. El sector privado, por su parte, está representado por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), la Asociación Internacional de Líneas de Crucero (CLIA) y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (CMVT). Esta tercera reunión contó con aportaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y de la OCDE, que ponen de relieve la creciente importancia que se concede al turismo en la respuesta de las organizaciones internacionales a la COVID-19.


Mensaje desde Madrid: ¡Tenemos que despertar rápido!

El miércoles 15 de abril, el secretario general de la OMT emitió el siguiente mensaje:


Estimados amigos:

En todo el mundo, los países siguen contabilizando el costo de la COVID-19: en pérdida de vidas, en disrupción económica y en la amenaza para el desarrollo sostenible donde más se necesita.


Esta semana, las Reuniones de Primavera del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional dibujaron el panorama para que los líderes mundiales impulsaran una respuesta inmediata y unas políticas económicas que permitan señalar un camino hacia una recuperación sostenible. Las reuniones siguen a las decisiones adoptadas por la Unión Europea y los gobiernos nacionales de todo el mundo.


El turismo debe reconocerse como pilar clave para construir un futuro mejor en todas las regiones del mundo. Las recuperaciones del pasado demuestran que la importancia de nuestro sector no puede nunca sobreestimarse.


En Europa, el principal destino turístico del mundo, el sector generó el pasado año más de 407.000 millones de dólares de los EE.UU. en ingresos por turismo internacional, lo cual proporcionó más de 27 millones de puestos de trabajo. Y esos puestos de trabajo son una cuerda salvavidas para las comunidades, así como para los miembros más vulnerables de la sociedad.

Europa puede ser un ejemplo a seguir: reconociendo la excepcional fuerza del turismo no solo con palabras sino con acciones concretas.


En la OMT, apremiamos a nuestros asociados en la Comisión Europa, en las Naciones Unidas y en las instituciones de Bretton Woods a contar con el turismo como nunca antes.

Con ello se conseguirá que el turismo vuelva a crecer y lo haga mejor y con más fuerza, pero solo será así si recibe el apoyo adecuado desde las más altas esferas de los gobiernos y de las organizaciones internacionales.


Despertar rápido para poner en marcha acciones concretas es esencial para que podamos hacer frente a este reto compartido.

Gracias. Zurab Pololikashvili Secretario General

245 vistas
registrate para estar informado
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2018 by Editorial Turística Internacional.  TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

contacto@editorialturistica.com

Montevideo, Uruguay

  • Google+ Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon