• News

El Valle del Lunarejo: el paisaje imperdible del Norte


Luego de visitar Minas de Corrales y realizar la interesante y lúdica excursión de la Ruta del Oro por las ruinas de la Represa de Cuñapirú, el grupo de integrado por autoridades del MINTUR y SUTUR, agentes de viajes y periodistas de turismo, viajó hacia el famoso Valle del Lunarejo.


por María Shaw Tenía mucha curiosidad por llegar al Lunarejo... ¡y mis expectativas se vieron totalmente superadas!

Valle del Lunarejo El Paisaje Protegido Valle del Lunarejo se encuentra en el extremo noroeste del departamento de Rivera, muy próximo a Artigas y Salto y de la frontera con Brasil. Se ubica en la parte norte del sistema de la Cuchilla de Haedo, que cumple una función de corredor biológico para el ingreso de especies subtropicales de flora y fauna del sur de Brasil hacia el territorio uruguayo.

Es un área representativa de las Quebradas del Norte (cuesta basáltica), una región que se destaca por un paisaje de gran belleza, un escenario único en el país, caracterizado por cerros con cimas chatas que delimitan estrechos valles modelados por los cursos de agua conocidos como ‘quebradas’. Las quebradas son profundas incisiones entalladas en la roca basáltica, de importantes pendientes y relieve enérgico, donde confluyen cuevas, paredones verticales y saltos de agua, y se desarrolla una exuberante vegetación de tipo selvática subtropical y monte nativo.


El área posee una gran heterogeneidad de ambientes naturales, incluyendo diferentes tipos de pastizales, bosques (serranos, ribereños, de quebrada), matorrales, arroyos y cañadas que brindan refugio y alimento a diversas especies de fauna autóctona de gran interés por su rarezay abundancia. Se han registrado al menos 150 especies de aves, muchas de las cuáles sólo pueden avistarse en el lugar. Destacan el tachurí coludo, la bandurria amarilla, la viudita colorada, la seriema, el maracaná y el gavilán pardo. Entre los anfibios se encuentra dos especies raras: la ranita uruguaya y el sapito de Devincenzi; en reptiles la víbora de cascabel -extinguida en el sur del país-, y entre los mamíferos el oso hormiguero chico, el tatú de rabo molle, el gato margay, el coatí, el coendú y el guazubirá.


Ese paisaje es el resultado de años de interacción entre las actividades humanas -fundamentalmente uso ganadero extensivo- y el ambiente natural; y este valor es parte de lo que se quiere proteger. A los destacados atributos naturales, se suman importantes valores históricos y culturales,ligados al territorio. El relieve de la zona jugó un papel estratégico en las revoluciones uruguayas y en las de Río Grande del Sur. En particular, la zona aledaña a la localidad de Masoller, en 1904 fue escenario de la batalla que marcó el fin de las guerras civiles en Uruguay, en la cual cayó herido de muerte el general Aparicio Saravia.


Área protegida

El Valle del Lunarejo forma parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Uruguay desde 2009. Incluye 29.286 hectáreas, 70 % es propiedad privada y el 30% es estatal, del Instituto Nacional de Colonización. Ya desde 2001 contaba con protección a nivel departamental. Hoy es administrada por la Intendencia de Rivera y el Ministerio de Ambiente. El plan de manejo del área incluye la conservación de niveles de biodiversidad: ecosistemas, especies y genes.


Se accede a través de la Ruta 30, en las inmediaciones de las localidades de Masoller, Boquerón, La Palma y Lunarejo. En ese territorio protegido, se pueden hacer paseos guiados para todo público, por senderos de distinta dificultad, de entre 3 a 5 horas, así como mountain bike, avistamiento de aves y cabalgatas. Hay propuestas de 9 operadores turísticos- algunos con hospedaje-, y lugares de ventas de productos típicos.


Estancia Sendero Lunarejo

En el centro de visitantes nos esperaban funcionarios de la Intendencia de Rivera, del SNAP, del Ministerio de Ambiente y nuestro anfitrión, Juan Aguirre. Él es el propietario de la estancia Sendero Lunarejo y fue nuestro guía por uno de los paseos, el‘3A corto’, de dificultad baja, ya que se realiza en vehículos todo terreno. Recorrimos el camino 4 Bocas, la bajada del Minuano, la piscina del Minuano y el arroyo Lunarejo, siempre rodeados de cerros...


Sorprende el paseo Virgen del Valle-totalmente accesible- en un área que se cerró al ganado, para desarrollar un proyecto de conservación del monte nativo; es un bosque pantanoso, con manantiales, de alta humedad, donde crecen árboles, arbustos y helechos gigantes en un ambiente de gran belleza; ¡hay que guardar silencio para disfrutar del concierto de las aves!


Desde el valle, transitamos por la famosa subida de Pena, un tramo de la Ruta 30 que serpentea para absorber el desnivel de la altura; a medida que se va subiendo hacia la meseta, se puede apreciar un paisaje agreste de singular belleza.

Llegamos a la estancia turística Sendero Lunarejo, ubicada en el paraje Masoller, en el kilómetro 223,400 de la ruta 30. Allí la familia Aguirre-González brinda atención personalizada, estadía hasta para 24 personas en el casco de la antigua estancia Santa Josefa, o en cómodas cabañas; entretenimiento para niños y hasta una casita en un árbol. Y muy buena gastronomía criolla bien casera. ¡Damos fe, porque el almuerzo fue excelente y abundante!


Antes de dejar el Lunarejo, Juan Aguirre nos sorprendió con una visita al Museo Casa Masoller, ubicado en un antiguo almacén rural que tiene más de 150 años, y que adquirió con idea de recuperarlo como atractivo turístico.

www.senderolunarejo.com


Galería de imágenes: 1 y 2.- Valle del Lunarejo. 3.- Avistamiento de aves. 4.- Arroyo Lunarejo. 5.- Juan Aguirre y parte del grupo. 6.- Museo Casa Masoller. 7.- Paseo Virgen del Lunarejo. 8.- Paseo accesible. 9.- Zona de juegos en la estancia Sendero Lunarejo.

86 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo