• News

El ocaso del turismo y un nuevo amanecer


El tiempo de crisis es el tiempo de decisión, de valentía, de coraje y también de oportunidades, por ello, todo depende de nosotros. por Ignacio Curbelo (*) Se conoce como “el ocaso”, el momento en que el sol atraviesa la línea del horizonte y desaparece de nuestra vista. Justamente eso fue lo que ocurrió con el sector turístico apenas asumimos nuestra función en la Dirección General de Secretaría del Ministerio de Turismo. La actividad turística desapareció del mapa del mundo en forma tan completa, como ocurre cuando llega el ocaso del sol. Y si bien un ocaso significa el fin de una etapa, supone también el nacimiento o inicio de otra. Estamos convencidos, que una vez culminado el inmedible y devastador efecto causado por el Covid 19, se dará inicio a un nuevo ciclo, distinto de todo lo que conocemos hoy. Este convencimiento no se encuentra basada en un deseo o aspiración personal – que por supuesto también lo es- sino que surge de la constatación objetiva de los hechos que se están sucediendo en el país. Así pues, hemos visto como el pueblo Uruguayo ha demostrado una enorme solidaridad con los más frágiles y necesitados, realizando donaciones de alimentos, dedicando su tiempo en trabajos voluntarios para quien lo necesite, ofreciendo realizar compras o trámites a personas consideradas de riesgo, o un plato de comida caliente para las personas en situación de calle, etc. Como hace mucho, tiempo no se veía, -más allá de unos tenues y desapercibidos cacerolazos- tanta unión de nuestro pueblo. Por otro lado, acción, es lo que domina hoy al espectro político. El gobierno se encuentra comprometido en tener una actitud sumamente proactiva ante la emergencia que el Uruguay y el mundo se encuentra atravesando. En primer lugar, la firme actitud del Presidente de la República Luis Lacalle Pou, quien desde el primer momento ha dirigido, coordinado y decidido junto a su cartera de Ministros y demás colaboradores, las claras y contundentes medidas comunicadas con harta frecuencia a la población. La calidad, transparencia e intensidad de la información dada a la población, ha sido uno de los pilares del Gobierno ante esta crisis. Y por cierto; cuan desacostumbrados estábamos a ello! A su vez, desde el Partido Cabildo Abierto, su líder natural, el Senador Manini Ríos, proponiendo desde hace días presentar rebajas de sueldo a los funcionarios públicos que perciban salarios por encima de un tope, lo que se ha concretado con el anuncio realizado por el Presidente de la República el día 26 de marzo. Bajando a tierra el compromiso asumido en la campaña electoral con los más débiles, los más vulnerables, los trabajadores informales, los pequeños empresarios y el hombre de a pie que todos los días sale a trabajar para llevar un peso a su familia. Desde el MSP no resulta difícil advertir el gigantesco esfuerzo que se está realizando desde esa Secretaría de Estado, conducida por el Dr. Daniel Salinas, quien ha demostrado una solvencia profesional y una sensibilidad humana poco común, pero a la vez, el carácter y temple firme que se necesita en tiempos de crisis para tomar las decisiones que hay que tomar, desoyendo e ignorando el grito de la tribuna, aunque desde allí esté tribuneando un ex Presidente. En el Ministerio de Turismo, desde esta Dirección General, junto al Sr. Ministro Germán Cardoso y el Subsecretario Remo Monzeglio, y el futuro Director Nacional de Turismo José Amy, venimos trabajando incansablemente con miras a intentar paliar los efectos negativos que afectan al sector. En ese sentido hemos recibido en forma personal o mediante teleconferencia – y así lo seguiremos haciendo- a todos quienes nos han solicitado reuniones, como la Cámara Uruguaya de Turismo, la Asociación Uruguaya de Agencias de Viaje y la Corporación Nacional para el Desarrollo, con quienes nos encontramos en permanente contacto. A su vez, el MINTUR se encuentra en coordinación permanente con Presidencia de la República, el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio de Trabajo, abocados a la búsqueda de soluciones que permitan minimizar las graves consecuencias que la crisis sanitaria ha provocado al sector. En lo que tiene que ver con los operadores privados de Turismo propiamente dicho, -nobleza obliga reconocer que, aún en estos momentos de una fulminante crisis- la enorme mayoría y cada uno en la medida de sus posibilidades, ha demostrado un enorme apoyo, en el entendimiento de que de esta situación se sale entre todos. Así son pues, son varios los complejos hoteleros que han ofrecido para que sus instalaciones operen como centros provisorios de salud; por su parte el esfuerzo de la asociación de arrendadores de autos sin chofer, la que ha puesto a disposición del MSP su flota de vehículos a los efectos de facilitar problemas de movilidad. El esfuerzo, entrega, y compromiso que desde el sector público a través de esta Secretaría de Estado estamos decididos a realizar, sólo será útil en la medida de que el sector privado nos mire y encuentre como su aliado, de forma de poder dar y ganar esta batalla de forma conjunta. La actitud de nuestros vecinos, hermanos Argentinos y Brasileros, será también determinante para salir triunfantes en la titánica tarea que nos espera; y por historia, contamos con ellos. También, resultará de suma importancia para nuestro sector, la contribución que el periodismo vinculado al sector vaya realizando día a día, de modo de marcar agenda en las problemáticas y soluciones que se encuentren para de la actividad turística. Todo ello, nos da mucha fuerza, para creer y soñar que el ocaso de hoy, será la alegría de mañana. Cuando se habla de crisis, se suele entender ésta, con una connotación siempre negativa. Esa interpretación es errónea. Etimológicamente, la palabra “crisis” viene del griego, que significa elección, juicio, decisión. Crisis es todo lo contrario a aceptar un destino inevitable. El tiempo de crisis es el tiempo de decisión, de valentía, de coraje y también de oportunidades, por ello, todo depende de nosotros. 336 años antes de Cristo, Alejandro III, Rey de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno, pronunció una frase que hoy cobra especial vigencia: “De la conducta de cada uno de nosotros, depende el futuro de todos”. Que así sea. (*) Ignacio Curbelo es director general del Ministerio de Turismo de Uruguay. Abogado. Publicado en www.lamañana.uy el 02.04.2020

255 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
registrate para estar informado
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2018 by Editorial Turística Internacional.  TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

contacto@editorialturistica.com

Montevideo, Uruguay

  • Google+ Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon