• News

Carta de la hostelería a los gobernantes


El sector pide que se amplíe a la medianoche el horario del servicio a domicilio y los cocineros catalanes reclaman volver abrir sus negocios este fin de semana.


por Paz Alvarez

La hostelería es un sector con el agua al cuello. “Tenemos los índices de contagio menores, dado que la mayoría cumplimos con todas las normas de sanidad y de seguridad, pero tenemos demasiadas barreras”.


Quién habla es Juanjo López, cocinero y propietario de La Tasquita de Enfrente de Madrid, un local que en estos momentos mantiene un 35% de aforo, con servicio para 16 comensales. También cree que, a pesar de las restricciones, esto es mejor que tener el restaurante cerrado.


“Se debe vigilar y concienciar a todos para que se cumplan las normas, porque el cortoplacismo solo genera problemas”, añade López, que reclama ayudas a la restauración, como las que se ofrecen en otros países, como Francia, Alemania, Reino Unido o Italia, que ha tenido que echar el cierre obligados por esta segunda ola de la pandemia.


Con varias comunidades, como Cataluña, País Vasco, Asturias, Castilla-León, Navarra, Murcia, Galicia y Cantabria (en esta última solo se permite el consumo al aire libre), con los bares y restaurantes cerrados, el sector de la restauración solicita medidas coordinadas para que se mantengan los servicios de recogida y entrega a domicilio como esenciales, sin excepción. Es cuestión de supervivencia.


Así lo han manifestado 70 restauradores de Cataluña, entre ellos reconocidos cocineros, como Joan Roca, Ferran Adrià, Oriol Castro o Carme Ruscalleda, que exigen abrir este fin de semana con un aforo interior de hasta el 50 %, con terrazas sin restricción de capacidad y con horario hasta las 23 horas. Esta propuesta será trasladada al Gobierno catalán, dada la “asfixia financiera” que vive el sector tras casi un mes cerrado como medida de contención del virus.


Entre las iniciativas que proponen incluyen la opción de llevar a cabo un registro de clientes, siempre que estos presten su consentimiento, que se trasladará a los departamentos de Salud, Interior y Empresa. Y reclaman un aforo interior de hasta el 50 % siempre que se respete una distancia de 1,5 metros entre comensales de mesas diferentes, permitir la apertura de las terrazas con más separación entre ellas, control de temperatura e higiene de manos, así como el consumo en barra si se usan taburetes o sillas altas.


También lo han manifestado en un comunicado conjunto Hostelería de España, Marcas de Restauración y Adigital, asociación empresarial que representa a la economía digital en España, con el fin de aunar criterios entre las comunidades autónomas, ya que “se está causando un grave perjuicio tanto al sector de la hostelería y de la restauración, como a la actividad del reparto a domicilio”.


En relación con el real decreto 926/2020, de 25 de octubre, por el que se declara el estado de alarma para contener la propagación del virus, se le supone el objetivo de habilitar a las comunidades para disponer de normas que limiten la movilidad de las personas, medidas extraordinarias propias del nivel 4 de alerta sanitaria. “No entendemos que estas limitaciones supongan, de manera automática, la limitación de otras actividades económicas o laborales no especificadas”, se señala en el escrito, como la falta de homogeneidad en los criterios para establecer la restricción de la entrega y del reparto de comida a domicilio dependiendo de cada región que “genera además de una gran inseguridad jurídica, un perjuicio no solo a las plataformas de reparto a domicilio, si no también para los restaurantes y usuarios”.


La restauración llega a esta segunda ola de la pandemia muy afectada y el sostenimiento de la actividad en las condiciones que se plantean solo se entiende si las nuevas medidas vienen acompañadas de un plan de apoyo dotado económicamente y de un respaldo a los nuevos canales de venta. Es por ello por lo que piden reconsiderar las limitaciones y valorar la ampliación del horario de reparto a domicilio hasta las 12 de la noche, de manera homogénea en todo el territorio nacional, salvando así la franja de la cena, dado que la mayoría de los encargos de comida a domicilio se produce durante la misma –aproximadamente el 35% de los pedidos se realiza entre las 21 horas y la medianoche–.


Por otro lado, “demandamos que las normas que se adopten contemplen y aclaren el horario máximo para la aceptación de pedidos, fijándose en las 12 de la noche, permitiendo la realización de los últimos pedidos, así como la movilidad de los profesionales de reparto hasta la 1 de la mañana para realizar las últimas entregas y volver a su domicilio”.


Por último, instan a que se revisen las medidas que hoy mantienen cerrados bares y restaurantes dado que, de acuerdo con los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad, en bares y restaurantes se ha producido menos del 3,1% del total de casos acumulados de Covid-19 detectados en España desde el mes de mayo. Esa cifra se reduce hasta el 0,7% durante la última semana. Estos datos evidencian, añaden, la escasa incidencia de contagios en la hostelería y casi nula en los rebrotes de las últimas semanas.


Asimismo, plataformas y restaurantes afirman contar con protocolos para una entrega y reparto seguros que siguen las recomendaciones establecidas por el Gobierno.


foto de portada: Carme Ruscalleda y Joan Roca, durante la reunión mantenida este martes en Barcelona por el gremio de la restauración.EFE

publicado en cincodias.elpais.com

137 vistas
registrate para estar informado
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2018 by Editorial Turística Internacional.  TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

contacto@editorialturistica.com

Montevideo, Uruguay

  • Google+ Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon