• News

¡Aventuras por la ruta del Río Elba!


Viajar desde la fuente del Elba en las montañas Krkonoše hasta la Suiza bohemia a lo largo de uno de los ríos europeos más hermosos es una experiencia fantástica que sólo puedes vivir en la República Checa.


Súbete a la bicicleta e inicia un viaje en el que el majestuoso río Elba sea tu guía. Enfila hacia los valles de las majestuosas y místicas montañas de Krkonoše, continua por las extensas tierras bajas, pasa por ciudades medievales, por formaciones rocosas únicas y lugares envueltos en mitos y leyendas. En la ruta del Elba disfrutarás de un hermoso paisaje, historia y arquitectura, todo pedaleando desde Alemania hasta la República Checa para luego regresar. Aquí se inicia una inolvidable experiencia en bicicleta, en las montañas Krkonoše, lugar de nacimiento del Elba.

La ruta del Elba comienza en Alemania, donde se conoce como Elberadweg. Cuando decimos que es conocida, realmente queremos decir que es muy conocida, ya que nos referimos a uno de los caminos en bicicleta más populares de todo el país y más allá de sus fronteras. En la República Checa este camino se ha popularizado mucho entre las familias con niños. Seguir el perfil de elevación del río no es muy difícil: eso hace que los ciclistas que prefieren largas distancias o los principiantes lo aprecien tanto.

Desde su fuente hasta su desembocadura en el Mar del Norte, la ruta del Elba mide más de mil kilómetros (620 millas) en la República Checa casi 400 Km (250 millas). Constituye una parte de la red europea de ciclo rutas o EuroVelo. Está dividida en interesantes secciones, con lo cual podrás elegir si hacerlo entero o sólo algunas partes. Ponte el casco y empieza a pedalear, te guiaremos por la parte checa de la ruta del Elba kilómetro a kilómetro.


1. Desde las montañas Krkonoše atravesando un safari hasta una fortaleza militar

Un buen lugar para empezar tu viaje a lo largo del Elba es ŠpindlerůvMlýn, que en invierno es una conocida estación de esquí y en verano el punto de partida preferido de senderistas y alpinistas. La ciudad se encuentra en el valle de Krkonoše bajo la zona de la fuente del río Elba. No podrás llegar a este lugar con la bicicleta, pero de Špindlerův Mlým puedes salir a Medvědín y de allí ir por la carretera alpestre hacia  Cabaña de Elba, donde puedes guardar tu bicicleta. El camino a la fuente de allí es menos de un cuarto de hora a pie. 

Desde Špindlerův Mlýn podrás continuar por la carretera a Vrchlabí y desde allí seguir a Dvůr Králové, un lugar que apreciarán sobre todo los niños. El zoo de DvůrKrálovéque cuenta con un safari africano, es una de las atracciones turísticas más populares. Y cuando a la vuelta cuentes la historia, no olvides decir que has llegado en bicicleta hasta las jirafas, cebras, elefantes y leones. Los aficionados a la historia militar querrán continuar camino hasta Jaroměř, donde se eleva la fortaleza de Josefov que monta guardia sobre las fronteras checas ya desde finales del siglo XVIII. Antes de llegar pasarás por Kuks, un complejo barroco único formado por balnearios y un hospital.


2. Objetivo: arquitectura, pan de jengibre y deporte De Jaroměřla ruta del Elba continúa hasta Hradec Králové, donde podrás admirar la magnífica arquitectura municipal de artistas como Josef Gočár, uno de los más famosos arquitectos checos y una de las figuras más importantes del cubismo y el funcionalismo. Y de Hradec Králové, el sendero conduce directamente a Pardubice, una ciudad que no solo presume de su hermoso castillo sino también de otros puntos de interés fuera de lo común. Pardubice atrae tradicionalmente a gourmets y aficionados del deporte. Los primeros, por su famoso, y delicioso pan de jengibrede dulce aroma. Los segundos, por la Velkápardubická, un espectáculo ecuestre que tuvo lugar por primera vez en 1874 y del que se dice es el salto de obstáculos más difícil de Europa continental. Tú también podrás participar en una carrera –puede que en bicicleta por la ruta que une Pardubice y Přelouč, o incluso más allá, hasta el lugar donde se escribió la historia más antigua de Chequia.

3. Viaje por mitos y leyendas Uno de estos lugares es Brandýs nad Labem. En la época medieval la ciudad fue un importante nudo de tránsito, cuando por aquí pasaba una importante ruta que unía Praga con el norte de las tierras checas. Stará Boleslav, una parte de Brandýsnad Labem, es el lugar de peregrinación más antiguo en toda la República Checa. Aquí nació la leyenda sobre su patrón. Una mañana allá por el siglo X, el duque Venceslao de Bohemia se dirigía hacia la iglesia, que se erigía en la actual Stará Boleslav, cuando fue atacado por el séquito de su hermano Boleslav, ávido de poder. Así pues, una de las más antiguas leyendas checas termina con un trágico fratricidio. Más tarde, Venceslao fue canonizado y sus restos reposan hasta el día de hoy en la  Catedral de San Vito  en  el  Castillo de Praga. También verás el nombre del duque en la Plaza de Venceslao, en el centro de Praga, donde como buen patrón vigila el orden en la capital desde lomos de su caballo. Por cierto, Praga está a un tiro de piedra de la Ruta del Elba, a apenas 30 kilómetros de distancia de Brandýsnad Labem.

Pero no hay que olvidar que estamos recorriendo la Ruta del Elba, que ahora nos lleva a la histórica ciudad de Mělník. Situada en la confluencia de los ríos Elba y Moldava, esta ciudad solía incluirse entre la dote de las reinas checas y es cuna de una antigua tradición vinícola, que fundó aquí el rey Carlos IV con la viña traída de Borgoña y Champagne. 

Cerca de Mělník se alza el monte Říp asociado a la leyenda de Brandýs, aún más antigua. Se dice que el patriarca Čech subió a la cima del monte porque deseaba contemplar los alrededores y comprobar si aquellas tierras eran lo bastante buenas como para que se asentara allí su pueblo. Después de un largo camino, dijo el patriarca a su gente que esa era la tierra que habían estado buscando, pues era fértil, segura y próspera. En agradecimiento, bautizaron su nuevo hogar con el nombre de Čechy, que significa tierra de Čech. Algunas fuentes dicen que todo esto sucedió en la mitad del siglo VII, pero otras afirman que la zona fue poblada ya en el siglo VI. La leyenda aún pervive en la rotonda románica, situada en la cima de Řípy que es una de las construcciones más antiguas de la República Checa.

Descubre más #DestinoChequia  #Chequia100 #Czech100 www.midestioneschequia.com www.czechtourism.com

registrate para estar informado
  • Grey Google+ Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Grey Facebook Icon

© 2018 by Editorial Turística Internacional.  TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

contacto@editorialturistica.com

Montevideo, Uruguay

  • Google+ Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon